JORNADA 28: CLUB MELILLA BALONCESTO – CAFÉS CANDELAS BREOGAN

Maldita prórroga


Por segunda jornada consecutiva, el Melilla Baloncesto volvió a caer en la prórroga. Esta vez ante Cafés Candelas Breogan por 101-105. Los melillenses siempre fueron a remolque en el partido, pero un sensacional ultimo cuarto les permitió tener incluso la opción de llevarse el partido. En el tiempo extra el equipo se desinfló y aunque lo intentó acabó cayendo ante los lucenses.  El mejor de los azulino fue Marcos Suka que acabó el encuentro con 30 puntos.

El comenzaba con un Cafés Candelas Breogán muy enchufado, especialmente de la mano de Huertas que anotaba siete puntos sin fallos en los primeros compases de este primer cuarto y un Gilling castigando desde el tiro libre, para lanzar a los suyos (2-14, min 5). Los azulinos reaccionarían tímidamente para bajar la renta hasta los siete puntos (9-16, min 6), pero la aparición del mejor Franch, anotando y asistiendo, dejaba a los gallegos por delante en el electrónico al final del primer acto (21-30)

Cuatro puntos seguidos del Decano marcaron el comienzo del segundo cuarto y hacía albergar esperanzas. Pero no era el día. Los de Alejandro Alcoba no veían el aro con facilidad, aunque tampoco ayudan a meterse en partido varias decisiones arbitrales protestadas airadamente por el publico y el banquillo azulino Mientras los lucenses iban a lo suyo y aprovechaban también su mayor dominio el rebote y en la segundas oportunidades para marcharse al descanso por delante en el marcador 34-50.

Melilla Baloncesto mejoraba en ataque en la segunda mitad, pero seguía con problemas defensivos, especialmente en rebote defensivo, una sangría durante todo el partido y hacía que se llegase al final del tercer acto con la misma de diferencia de dieciséis puntos con la que comenzó esta segunda mitad.

En el último cuarto, los hombres de Alejandro Alcoba tiró de casta y, liderados por un sensacional Marcos Suka y espoleados por el publico que se dio cita en el Javier Imbroda para vivir este clásico, consiguió empatar el partido y tener la bola para ganar a falta de seis segundos para el final. El encargado de jugársela fue Suka, pero esta vez la pelota no quiso entrar y se llegaba al final de los cuarenta minutos con empate a 92.

El Decano pagó caro el esfuerzo de los últimos diez minutos  en el inicio de la prórroga, donde Cafés Candelas Breogan logró un renta de cinco puntos que supo manejar a la perfección durante todo el tiempo extra apoyado en el trabajo en la pintura de Stainbrook, ante un conjunto azulino que lo intentó hasta el final pero que acabó cayendo por 101-105.

RUEDA DE PRENSA

GALERIA


« 1 de 2 »