LOS AZULINOS DISPUTARON SU PRIMER TEST DE PRETEMPORADA ANTE EL CAM ENRIQUE SOLER

Primera toma de contacto positiva

Buenas sensaciones para los hombres de Alejandro Alcoba que este sábado afrontaron su primera prueba de pretemporada y donde ya pudo verse alguna pinceladas del estilo que quiere imponer el técnico del Decano esta temporada al equipo.

Salió mejor al partido el CAM Enrique Soler. Los azulinos. Parecían que aún necesitaba conectar un poco, algo lógico teniendo en cuenta que era el primer partido que disputada este. Bloque. Completamente nuevo de. Jugares. Ello se tradujo en varias perdidas consecutivas que hacían que los colegiales se marcharan 9-2 en el marcador. Entre tanto, Matulionis se marchaba del partido con molestias en el tobillo. Con el paso de los minutos de este primer cuarto, los de Alejandro Alcoba fueron creciendo. Con un Agada que ya ejercía de líder y con la entrada de los jugadores de banquillo, el equipo creció en defensa, controló el rebote y consiguió marcharse 17-28 al final de los primeros diez minutos de choque.

Con la buena dinámica con la que acabó el primer cuarto, comenzó el Melilla Baloncesto el segundo. Corriendo la pista y anotando en transición, los azulinos se marchaban 2-8 en el marcador, tras poco más de dos minutos consumidos de este periodo. El equipo comenzó a estar menos acertado de cara al aro, a lo que se sumaban varios errores en primera línea, hacía que los colegiales igualasen el marcador (10-10) alcanzado el ecuador del mismo. De nuevo con Agada en pista, y con las rotaciones en el cuadro naranja, el Decano puso una marcha más al partido que le sirvió para abrir de nuevo brecha y acaba imponiéndose por 29-17.

En el tercer cuarto se repitió lo vivido en el anterior. Un Melilla Baloncesto dominaba desde la defensa y que rápidamente rompía el cuarto con varios robos que ponían el 4-10 en el electrónico. Además, en esta segunda se comenzó a notar la mayor profundidad de banquillo de los azulinos y la semana más de preparación que acumulan los hombres de Alejandro Alcoba, de ahí el claro 31-16 con el que acabó el cuarto.

El cansancio también comenzó a hacer mella en los azulino, quienes no contaban con las rotaciones de Luke y Sidibé, además de la de Matulionis. Ello hizo el cuarto mucho más igualado y acabara con victoria colegial por 14-15.