JORNADA 22

Vuelta a la senda de la victoria

El Club Melilla Baloncesto volvió este viernes a la senda de la victoria tras imponerse en un duro y exigente partido a Covirán Granada por 71-68. Los melillenses dominaron el rebote y estuvieron con un mayor acierto en el tramo del encuentro para conseguir irse en positivo al parón por la ventanas FIBA. El mejor del Decano fue Philipp Hartwich con 18 créditos de valoración.

Estadísticas Final PartidoMucho más ordenador en ataque comenzó el Melilla Baloncesto su duelo ante Granada. Buscando a Sidibé en el interior, los azulinos anotaban con cierta fluidez, lo que le permitía ir por delante en el electrónico (7-6) durante los primeros minutos de encuentro. Apareció Diego Kapelan, quien retornaba por primera vez a la Ciudad Autonoma, para demostrar lo que mejor saber hacer con un balón en sus manos. Los puntos del canadiense dieron una pequeña renta a los granadinos (8-13) hasta la entrada en acción de Caleb Agada. El nigeriano mostró de todo lo que es capaz para poner a los azulinos por delante al final del primer acto al que se llegó con el resultado de 18-15.

El Decano dominaba el rebote, con especial mención a Hartwich, quien además sumaba varios tapones a su cuenta. En control de los dos tableros era azulino, si bien el cuadro de Alejandro Alcoba no conseguía abrir grandes rentas debido al acierto desde el tiro libre de Olmos. En el tramo final de este segundo acto, Melilla Baloncesto no perdonaba las segundas oportunidad para martillear desde el triple y acaba yéndose a vestuarios con once de ventaja (39-28).

Nada más comenzar la segunda parte, los azulinos ponían máxima de partido (+14) con un triple de Luke (42-28). Los granadinos comenzaron a recortar distancias desde diferentes alternativas defensivas que colapsaron la producción melillense. Además, volvió a aparecer un extraordinario Kapelan que lideraba a los suyos para darle la vuelta al electrónico tras un 0-10 de parcial (52-53) a 40 segundos para el final del cuartos. Dos libres convertidos por Bulić permitían a los de la Ciudad Autónoma irse por delante (54-53) al último cuarto.

Ambos equipos aumentaban la dureza conscientes de lo que había en juego. A falta de cuatro minutos los melillenses tenían una pequeña ventaja (65-59), pero que los nazaríes conseguían neutralizar de la mano de Rubio. Un triple de Pardina desde la esquina cuando se entraba en el último minuto daba de nuevo la vuelta a la tortilla (65-66). Parecia la jugada decisiva del partido, pero no, esta tardó unos veinticuatro segundos más con el triple sobre el final de posesión de Romaric Belemene que daba aire al Decano. El mejor hacer desde los tiros de los melillenses en el tramo final permitió llevarse un partido que a punto estuvo de irse a la prórroga si Pardina hubiera anotado el último lanzamiento, pero que finalmente concluyó con el resultado de 71-68.

RUEDA DE PRENSA

GALERÍA

JORNADA 22 | Club Melilla Baloncesto - Covirán Granada (ORO 19/20)